La pena…

Eso es lo que estoy sintiendo, mucha pena…

Estuve un mes fuera de casa, y mañana me toca regresar. Es la primera vez que siento que no necesito volver, que estoy bien así, sólo con una maleta absorbiendo todo lo que la vida me quiera regalar. 

El primer y mayor regalo en este mes fue compartir durante 25 días con una de mis mejores amigas, mi parter, mi compañera de viajes que considero como una hermana; esta amiga que te llena de luz y alegría y que hace que todo lo difícil parezca nada. Así es mi amiga, un huracán de fuego, belleza, inteligencia y fuerza que es uno de mis modelos a seguir; una bocanada de aire fresco y simplicidad que desarma mi estructura y me ayuda a gozar como a mi me gusta, como a mi me acomoda y como se siente bien.  Una de mis penas es que se me fue, volvió a mi querido Chile y me dejó un hoyito en el corazón… Como te extraño amiga!

El segundo regalo fue poder compartir y conocer mas a mi bello; el hombre que me roba el corazón día a día y que cada me sorprende con su dulzura, cariño, entrega, comprensión, amor, sabiduria, simpleza, etc., etc., etc…. Han sido días que no quiero que acaben, días que quiero que perduren por lo que ni sé como retomar mi vida, mi cotidiano.

Cómo avanzar? Qué decisiones tomar? Por dónde comenzar? Mi cabeza esta llena de preguntas, ideas, imágenes; mi corazón está convertido en un pozo de mil sentimientos y yo solo quiero tener el poder de hac parar el tiempo y quedarme donde estoy, en paz y simplemente poder descansar mi alma y llenarme del amor que me he llenado en este mes.

Tengo mucha pena, tanta que hasta me duele pero intentaré agarrarme de las sonrisas recibidas, del amor, de lo simples, de la miradas y todo lo que le dió paz a mi espíritu y lo hizo sentirse libre y feliz.

Love,

Pepa Gómez 

Saudades… 😞